Oye cariño, parece que esta casa se nos ha quedado un poco pequeña. ¿Qué tal si miramos algo y nos mudamos?

¡Oh, no! ¡¡Mudarse en Suiza!!

Parece una frase inocente, pero, en realidad, es el principio de una película de miedo: Mudarse en Suiza, primera parte. Y esto sí que da miedo y no El Resplandor!

Bien, volvamos al tema. Tu churri y tú habéis decidido que hay que mudarse, ¿por dónde empiezo?

Obviamente, vamos a empezar por buscar casa, y, para eso, deberás tener en cuenta los puntos de los que te hablé en Cómo alquilar casa en Suiza. Y después…pues después encomendarte al santo que más te guste, jajaja.

Venga, ya en serio. Te cuento lo más difícil de mudarse en Suiza, o lo que a mí, viniendo de España, me ha parecido más curioso.

Sin duda alguna, la mayor dificultad para mudarse en Suiza es la de cuadrar fechas.

Sí. No es fácil porque tú no puedes dejar tu casa cuando te de a ti la gana. En serio. Cuando tú quieres dejar tu casa en Suiza tienes que echar el “Kündigung“, que es el documento por el que rescindes el contrato de alquiler de tu vivienda. Y no puedes echar el Kündigung en cualquier momento, sino que hay fechas concretas. Por ejemplo, en diciembre no puedes echarlo. Una vez echado el Kündigung, tienes que cumplir un plazo para dejar la casa, que normalmente es de 3 meses, aunque ya dependerá del contrato que firmaste en su día. Lo digo porque también lo he visto de cuatro meses. ¿Cuál es la dificultad? Que esos meses tienes que cuadrarlo con las fechas de tu casa nueva. Aquí hay mucho movimiento y cuando buscas tu casa te pondrá cuando estará disponible para entrar “Verfügbar ab“.

Mudarse-en-Suiza

Y si no te cuadran ambas fechas pues te jodes, o apoquinas la diferencia de meses, y te digo yo que aquí los alquileres, baratos baratos…no son.

Vamos, que eso de mudarte de un día de para otro, como no. Y es que a ver, para improvisar, a Suiza, no vengas.

Otra opción sería echar el Kündigung antes de haber encontrado la casa de destino…no te lo recomiendo. Probablemente tres meses no sean suficientes para encontrar casa, y menos si eres Ausländer (extranjero). Sé que no suena bien, pero así es.

Te explico. En Suiza tú no eliges casa, la casa te elige a ti.

Ves una casa que te chifla, te cuadra el precio, te cuadran las fechas, es todo perfecto…pero no cantes victoria todavía. Hay mucha demanda, y lo primero que tienes que hacer es lo siguiente:

  1. Contactar con el que gestione el tema del alquiler. Aquí lo más normal es que una misma immobiliaria se haga cargo de un edificio completo, así todos los vecinos tienen el mismo casero y todo es más sencillo, jeje. Lo que me pareció muy curioso cuando estuve en búsqueda de casa es que, a veces, para enseñar la casa organizan el día de “Besichtigung general”. Esto es, contactan a toda la gente que les ha escrito o llamado interesándose por la casa y los citan a todos el mismo día y a la misma hora para enseñarles la casa al mismo tiempo. Practicidad nivel pro.
  2. Una vez visitada la casa, si te ha gustado y te cuadra todo lo dicho anteriormente, rellenas una solicitud o Bewerbungschreiben. En esa solicitud te piden información sobre tu familia y tus hábitos. Es decir, cuantos niños hay, edades, mascotas, salario…incluso te preguntan si alguien de la familia toca un instrumento y cual. No se les escapa nada a estos suizos 😉
  3. Esperar. Tú ya has hecho todo lo que tenías que hacer, ahora tienes que esperar a ver si suena la flauta y eligen tu solicitud. Si es una casa que reúna unas mínimas condiciones para ser considerada buena, bonita y barata, habrá una demanda infernal y ya puedes empezar a cruzar todos los dedos que tengas. De las manos y de los pies. Si tú eres el elegido, enhorabuena!!! Y si no….sigue buscando!

Dejar la casa antigua. Otro tema…delicado.

Pongamos que has sido el elegido y ya tienes un nuevo hogar. Que sepas que todavía no ha terminado la agonía. Ahora hay que dejar la otra casa…y eso no es fácil.

mudarse en Suiza

Lo primero que tengo que recomendarte al respecto es que tengas un seguro. Vas a ser más feliz, porque los protocolos que tienen para revisar la casa que dejas son, cuanto menos, bastante…exhaustivos podríamos decir. Vamos, que van a revisar la casa milímetro a milímetro, que tienes que dejarla en condiciones y más limpia que una patena. Más limpia de lo que la has tenido tú en todo el tiempo que has vivido en ella. Te lo juro. Yo lo flipé fuertecito cuando fueron a revisar mi antigua casa, la tía hasta pasaba el dedo por dentro de los cajones de la cocina para ver si había polvo. Pasamos el “examen” de milagro! jajaja.

Si no pasas el examen, te van a pedir una pasta para arreglar todo lo que no esté en condiciones. Y entonces es cuando amarás los seguros. ¡Créeme!

Y bueno, a priori, creo que ya tenemos todo lo necesario para mudarse en Suiza, ya solo me queda desearte suerte en tu búsqueda. Y ánimo, mudarse en Suiza no es imposible, sólo un poco complicadete 😛

(Visited 203 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!