Hoy tengo el honor de contar con una visita de lujo en el blog. Últimamente (no sé por qué, jijiji) me da por pensar en partos, y ya que me encuentro inmersa en plena comparación España-Suiza me dio por ampliar horizontes y me pregunté cómo sería dar a luz en más países. En seguida contacté con Carol y no dudó en colaborar conmigo.

A Carol, la conocerás de su blog Cool&Mum ¿verdad?. Por si no la conoces todavía (no sé a qué esperas para pasarte por su blog) te pongo en antecedentes, Carolina es una madrileña mami de dos preciosidades que desde 2013 vive en Londres con su familia y desde allí nos habla de las actividades que hacen en familia, de moda o de cocina (tiene un Minichef encantador 😉 ), entre otras cosas. Si quieres saber más sobre ella la puedes encontrar en facebook en instagram y en twitter 

Y bueno, que lo dicho, que como hoy la prota es ella yo me callo ya y te dejo directamente con su historia sobre dar a luz en Londres:

Dar a luz en el extranjero: Londres.

«Cada vez que echo la vista atrás y recuerdo el día en que dí a luz a mi segundo hijo no puedo evitar que se me dibuje una sonrisa en la cara. Ya han pasado casi dos años, pero sigo recordando cada instante de todo el proceso como si hubiese sido ayer, el olor del lugar, la cara de los médicos y de la partera, el sonido de mi YO interior rugiendo mientras intentaba parir de la forma más natural posible, y finalmente, el sentimiento.

Felicidad extrema, alivio por ver a mi bebé sano, y empoderamiento, lo había conseguido, había dado a luz a un bebé sin epidural, con tranquilidad, y casi lo más importante, siendo respetada, entre mimos y caras felices de un equipo de profesionales que sentían verdadera vocación por lo que hacían.

Sin duda la experiencia más animal que he vivido hasta el momento. 

Me llevó mucho tiempo decidirme a tener mi segundo hijo, por muchos motivos, pero lo que más me frenaba era el hecho de lo mal que lo pasé para dar a luz a el primero, lo mal que fui tratada y todas las negligencias médicas que se cometieron conmigo. Un maltrato absoluto hacía mi persona y hacía mi bebé. 

¿Y si esto me había pasado en España, mi hogar, que podía esperar en Inglaterra?

Otro idioma, otro sistema totalmente diferente, peor sanidad, e historias varias de terror de otras madres que no ayudaban en absoluto.

parirpoder-1024x664

Foto sacada de http://seahorse-baby.com/parir-es-poder/

Al final decidí darme otra oportunidad, y aunque todo el proceso me daba auténtico pánico, no quise perderme el volver a ser mamá por una mala experiencia. Esta vez me informaría de todo muy bien, trabajaría mi cuerpo y mi mente junto a mi pareja para cuando llegase el momento, y no me dejaría influenciar por comentarios e historias de otras personas.

Todo salió fenomenal desde el comienzo, me quedé embarazada a la primera, me asignaron el hospital que yo pedí a mi doctora, y me sentía fuerte y muy ilusionada. Incluso trabajé hasta la última semana de embarazo porque quise estar con la mente ocupada y distraída para no agobiarme pensando en el parto.

También practiqué Yoga a partir del tercer mes, e hice un curso de Hipno Parto, porque desde el principio estuve muy segura de que quería un parto natural, nada de epidural ni otro tipo de drogas, solo yo y mi bebé, tranquilos, buscando el camino juntos. Y lo recomiendo muchísimo ya que me ayudó enormemente a conseguir las metas que me había puesto para este momento tan importante en la vida de cualquier mujer.

Aquí no te hacen tantas pruebas como en España si todo está normal, y solo te hacen dos ecografías (semana 12 y semana 20), pero sinceramente no veo problema en ello, ni estás menos o peor atendida, igualmente te controlan bastante y siempre tienes disponible a una matrona por teléfono por si tienes alguna duda o surge algún problema.

Mi experiencia ha sido buenísima en todos los sentidos, me han tratado fenomenal, me he sentido respetada tanto en mis decisiones antes del parto, como durante este, y sin duda volvería a repetir.

Me informé mucho sobre todo, y a pesar de que al final la cosa se complicó y no fue totalmente natural ya que necesité ayuda de una ventosa en el momento final del parto, estaba contenta, sabiendo que se había contado conmigo en el proceso y respetado lo que yo quería.

Sé de muchas mujeres que están encantadas con su parto en España, igual que sé de muchas que han tenido un mal parto en UK.

Supongo que también es cuestión de suerte, y de quién te asista, tanto en España como aquí hay muy buenos profesionales,  pero no todos tienen vocación y amor por lo que hacen. Y ahí está la diferencia entre un buen parto respetado, aún siendo complicado, y un mal parto traumático, aún estando todo a favor. 

Espero que algún día todo esto cambie y en todos los países del mundo las mujeres tengamos derecho a parir como queramos, y que se empiece a tener más respeto por la vida»


Pues yo también lo espero Carol. Es una pena que en España haya que luchar tanto para tener un parto respetado viendo cómo en otros países se hace de manera natural, vamos, que poderse se puede. Muchísimas gracias por colaborar en mi blog contando tu historia. Un abrazo!!

¿Qué te ha parecido la historia de Carol? Yo creo que ha reflejado perfectamente la diferencia entre cómo se puede sentir una mujer que no es respetada en un momento que debería ser tan especial y bonito como un parto, y otra que sí lo es, ¿no te parece?

Y tú que estás leyendo esto, si has dado a luz en el extranjero y te gustaría ver tu historia en mi blog no lo dudes, escríbeme a lakrika@hotmail.com o a blog@lamaternidaddekrikaensuiza.com y lo organizamos 😉

(Visited 923 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!