Escribo esta entrada a raíz de mi post del martes sobre mi primera visita del embarazo en Suiza, en la que, por mucho que las comparaciones sean odiosas, que lo son, no puedo evitar comparar las diferencias entre la atención recibida en los dos embarazos que he pasado en España y este tercero que estoy pasando en Suiza. El post en cuestión me ha sorprendido, me ha sorprendido por la repercusión que ha tenido y por la de comentarios recibidos, sobretodo en las redes sociales. Y estoy un poco calentita, sí, y a lo mejor me meto en un jardín que no me compete pero tenía que expresarme porque no me gusta dejarme cosas dentro.

La mayoría de los comentarios que he recibido han sido de personas contándome su experiencia, tanto positiva como negativa, en Suiza o en España. Bien, cada uno tiene su propia experiencia personal y yo ahí no me meto, lo siento mucho por aquellos que no han tenido suerte y la atención recibida tanto en el embarazo como en el parto ha dejado mucho que desear. Yo he contado mi experiencia que, por el momento, está siendo muy positiva, no sé si luego cambiaré de opinión, pero por el momento es así.

Los comentarios que me han llegado al alma han sido los que decían que claro, que la sanidad en España es gratis y que aquí se paga, y de ahí la diferencia de atención. Señores, señoras, ¿que la sanidad en España es gratis? NO!!! La sanidad en España no es gratis! La sanidad en España la pagamos con nuestros impuestos todos los ciudadanos de a pie! (o casi todos)

A ver, analicemos un poco la situación. O por lo menos cómo la veo yo:

En España tú pagas tus impuestos, de ahí se supone que sale el presupuesto para la sanidad, entre otras cosas, como la educación por ejemplo. Pero ese presupuesto no va directo a la sanidad, ese presupuesto lo tiene que administrar alguien, véase los políticos, y todos sabemos de qué pie cojean los políticos, por lo que me da a mí que íntegro íntegro, el presupuesto no llega a la población, algo se quedará en el camino, que los políticos en España tienen las manos muy largas, y eso no me lo puede negar nadie. Y ojo, que no tengo ni idea de política, ni idea, pero de ahí a no ver que me están robando en mis narices va un trecho.

Claro, también tienes la opción  de contratar sanidad privada, opción muy válida para quien pueda, pero entonces, ¿no estás pagando sanidad doble? porque los impuestos no dejas de pagarlos que yo sepa.

Pero sobretodo la duda que me surge es, el hecho de que yo pague la sanidad mediante mis impuestos, ¿¿es razón suficiente para que la organización de la misma deje mucho que desear?? Y no digo la sanidad en sí, que, tal y como me han dicho en muchos comentarios y he podido comprobar por experiencia propia, en España tenemos profesionales estupendos, yo eso no lo dudo, pero la organización…ay amigo!! la organización de la sanidad (y de todo…), para mí que deja mucho que desear.

En Suiza, no hay sanidad pública, te tienes que pagar tú tu seguro. Sale directamente de tu sueldo, administrado por tí mismo. Tienes dos opciones, la Grundversicherung, que es el seguro obligatorio que todo el mundo debe tener con unas coberturas mínimas, y la Zusastversicherung, con coberturas adicionales que eres libre de contratar o no. Es tú dinero, es tú decisión. Y nadie te roba en el camino. Así de sencillo.

Conclusión (propia y personal, esto no es una verdad universal, así que lo mismo estoy equivocada, pero es mi opinión). La sanidad la pagas en ambos países, la forma de administrar el presupuesto es lo que cambia, y que haya alguien por el camino llenándose sus bolsillos no ayuda mucho.

Supongo que es una forma de hablar. Supongo que es como cuando yo digo que el cole aquí es gratis, y evidentemente no, gratis no es, me refiero a que los gastos quedan cubiertos con los impuestos y los padres no tienen que dejarse un riñón en cada curso. Supongo que lo que me da rabia es que al escuchar que la sanidad en España es gratis, parece que los políticos nos están regalando algo, cuando no es así. Supongo que esta reflexión en voz alta será fruto de la tirria que me dan los políticos en España. Supongo todo y no supongo nada, porque yo lo único que quiero es que los políticos dejen de robarnos. ¿Y qué tiene que ver eso con la sanidad? te preguntarás tú. Pues supongo que nada, pero es lo que tiene reflexionar en voz alta, que empiezas hablando de una cosa y terminas por otra.

Perdón por el rollo.

(Visited 524 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!