Cuando estuve en España me reservé un día para comer con mis amigas, noche de chicas con gente que hacía muuucho tiempo que no veía. Genial. Y me lo pasé pipa. Lo malo fue el sitio.
El burger del tiquismiquis se llama. Pues yo no digo na que luego to se sabe, pero tiquismiquis es lo que se vuelve una después de haber estado en su bar. En serio, que yo no pido mucho, pero una hamburguesa fría y una tarta de queso caliente me matan…¿no tendría que haber sido al revés?
Evaluación del burguer del tiquismiquis
Yo no conocía el sitio pero seguro que no volveré. Habíamos hecho una reserva para nueve pero en el último momento se apuntaron dos más y llamé para decir que eramos once. Yo pensaba que no habría problema, total, donde caben nueve caben once ¿no?. Pues no. Nos tuvieron que poner en dos mesas separadas porque el sitio es muy «chic» y no se pueden mover las mesas. Punto negativo.
Llegamos y el bar estéticamente está muy bien, yo estoy un poco más acostumbrada al «look mesón» pero si hay que acostumbrarse se acostumbra una, que no es plan de ir de pija para una vez que me voy a cenar sin montruitos ya me pueden llevar al matadero que yo tan contenta. Punto positivo
Dentro un calor de mueeerte. Vale, yo soy calurosa, pero esa era demasiado. Y no es porque yo llegara de Suiza que allí todo el mundo tenía calor ¿eh?. Punto negativo
El caso es que una llega ahí con ilusión porque va a cenar en un sitio guay con gente guay  y sí, mi gente es muy guay, y menos mal, porque si no a ver cómo aguanta alguien al «camarero pestoso». Si, el camarero pestoso, ese ser que por la mañana no le dio tiempo a ducharse pero que por la noche trabajaba, ese ser que te va a servir una hamburguesa, y tú le vas a decir que está «un poco fría» y él te la va a llevar a calentar (JA!) «más-caliente-no-estará-pero-con-escupitajo-seguro» con una cara de «ya-verás-que-rico-está». Ese ser. Sí. Punto negativo.
El mismo al que luego le pedimos un par de cubatas de gin con limón y nos trajo gin con tónica, que todavía le tenemos que agradecer que nos trajera el gin ¿eh?!! porque con las luces que tenía….démosle gracias que no nos trajera……a saber qué!! Punto negativo
Menos mal que para contrarrestar estaba «el otro camarero». Sí, ese camarero que es calvo pero está buenorro, y que luego te enteras que antes tenía el pelo por la cintura de largo y es cuando tu imaginación empieza a trabajar con lo que te gusta a ti el pelo largo. Y encima competente y bien-oliente. Punto positivo.
Lo más gracioso es cuando nos trajeron unas hamburguesas que no habíamos pedido y subió una chica, suponemos que de la mismísima cocina, a decirnos que sí que eran las que nos habíamos pedido, ¿¿no se supone que el cliente siempre tiene la razón??. Pues esta chica no lo sabía. Y no, no era las que habíamos pedido. Punto negativo.
Menos mal que estaba nuestro «camarero buenorro» que nos regalo unas birras en cuanto se lo contamos. Punto positivo.
La comida no estaba mala, pero, como ya he dicho al principio, la hamburguesa estaba fría y la tarta caliente. Eso no es de recibo, sino que se lo digan a mi amiga Laura que, como debe ser, no se calla una  y le iba relatando queja tras queja al camarero buenorro. Punto negativo (por la comida, se entiende, no por el camarero buenorro)
Resultado: 6 puntos negativos vs 3 puntos positivos ===>>> Suspenso
Ya os digo que yo no soy muy tiquismiquis, es más, me pueden dar de comer mierda algo que no sea una exquisitez o cobrarme más caro de lo debido, que como la atención sea buena yo vuelvo, pero es que aquí la cagaron del todo, menos mal que la compañía era muy buena y nos lo pasamos requete.
He aquí la prueba:
burguer-tiquismiquis burguer-tiquismiquis
Y tú, ¿que tienes más en cuenta en un establecimiento? ¿la comida o el servicio?
(Visited 206 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!