Silencio. Mucho silencio. Yo arreglando la cocina con Lómbelico dil mondo bien fuerte. Pero el resto de la casa en silencio. Pero no un silencio cualquiera. Sino uno de esos que hace que a cualquier madre se le pare el corazón. Ese que consigue que en un milisegundo imagines cientos y cientos de escenas con niños aplastados por un armario al que se ha subido en un descuido, desnucados al caerse del sofá en un salto que no preveían tan grande o simplemente defenestrado por su hermano.
Me asomo al salón: monstruitomayor viendo la tele. Solo. ¿Dónde está su hermano?
Busco en el baño, a veces se encierran para lavarse los dientes. Nada.
Busco en el LEJ. Levanto algún juguete que otro para ver si está debajo. Nada.
Busco en la habitacióndepapiydemami. A veces les gusta ir allí para encender y apagar las luces de las mesillas. Nada.
Madre mía este niño se ha ido de casa!
Última opción. Busco en la habitacióndelosmonstruitos.
Y allí lo veo.
Uuuffff (dejo de imaginar escenas horripilantes con niños muertos, un alivio quieras que no)
Y allí está él. Con esa sonrisa en la boca que te tira pa´trás, subido encima del cambiador y con la crema del culo en la mano: «tengo muuucha caca mami»
Vale hubiera sido más fácil primero ir a buscarme para pedirme que lo cambie y ahorrarme el tour-turístico-con-susto-en-el-cuerpo por mi casa, pero la parte positiva es que a este le hago yo la maleta mañana mismo.
Creo que, a sus dos años y medio, ya está preparado para volar sólo.
(Visited 93 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!