Pobrecitos, yo aquí siempre metiéndome con ellos y hablando de cómo alteran mis nervios (véase «El lado oscuro de los míos«, por ejemplo) y a veces se me olvida que también tienen cosas buenas. Porque sí, mis hijos también tienen cosas buenas, y muchas.
– Mis hijos son dulces.
– Mis hijos me dan un beso para curarme cuando me hago pupa.
– Mis hijos cuando están más de cinco minutos separados, al reencontrarse se dan un abrazo de película.
– Mis hijos me hacen ser mejor persona (o intentarlo, por lo menos).
Monstruitomayor intenta cuidar de monstruito pequeño (cuando no le está pegando, claro).
– Mis hijos le dan besitos a las plantas.
Monstruitopequeño tiene una sonrisa que enamora.
– Mis hijos son a veces dinosaurios, a veces tigres y a veces dragones, pero eso es porque les gustan mucho    los animales.
– Mis hijos cuando duermen son 100% comestibles.
– A mi hijos les gusta ayudarme a limpiar.
– Mis hijos son inocentes.
– Mis hijos creen que su mami es la mejor.
– Mis hijos son nobles.
– Mis hijos, al nacer, me dieron los dos mejores momentos de mi vida.
– Mis hijos no comen siempre pienso, no se están pegando todo el día, no comen arena nada más que en verano y no siempre gritan…bueno, esto último sí, pero son mis hijos y tienen un grito muy agradable 😉
En resumen, no voy a decir que no sea nadie sin mis hijos porque yo ya era alguien antes de que entraran en mi vida. Lo que sí que puedo decir sin miedo a equivocarme es que desde que, tanto ellos como su padre, entraron en mi vida, la han mejorado increiblemente y desde luego me sería muy difícil estar sin ellos.
(Visited 350 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!