Este post lo tengo pendiente desde hace tiempo pero entre unas cosas y otras siempre acabo escribiendo otros, y hoy por fin me he decidido. Tengo que compartir con vosotros las mejores compras de mi vida. Pero no así a la ligera, sino las mejores de verdad de la buena. Y no, no me llevo comisiones de ninguno de los productos de los que os voy a hablar, pero estar atentos porque a lo mejor os la puede cambiar a vosotros también.
– La copa menstrual. 
Copa menstrual
Imagen sacada de internet
Este producto hay mucha gente que no lo conoce y, en mi humilde opinión, es el descubrimiento del siglo. Esta claro que tener la regla no es guay, y por más que los anuncios de compresas o de tampones se empeñen en convencernos de lo contrario sigo convencida. NO, no es guay. Pero, por lo menos para mi, desde que uso esta copa (hace ya casi dos años y medio) ya no es tan «coñazo». Con deciros que a veces hasta me olvido de que la llevo puesta y todo!
Yo he pasado, supongo que como todo el mundo, por la etapa de las compresas y de los tampones. Las compresas más incómodas no me pueden parecer y los tampones mejoraron mucho mi existencia, pero aún así siguen teniendo muchas desventajas, tales como el dinero que hay que invertir, lo poco ecológicos que son o el riesgo de SST (síndrome del Shock Tóxico), un síndrome muy poco común pero muy grave, y el riesgo, por muy poco que sea, ahí está oye.
Bien, pues la maravillosa copa menstrual soluciona todo eso. Me costó 19,90 € y tiene una duración estimada de 10 años, lo que soluciona a la vez el problema del costo y de la ecología. Está fabricada en una silicona 100% compatible con el cuerpo humano, lo que elimina totalmente el riesgo de SST. La copa es muy fácil de introducir y no absorbe, sólo recoge. Es muy cómoda de llevar, de hecho parece que no llevas nada. Dependiendo del flujo que tengas, puedes estar sin cambiártela hasta 12 horas, por eso muchas veces se me olvida que la llevo. La caña vamos. Os invito a probarla sin duda!
– La aspiradora sin cable.
Imagen sacada de internet
Yo tengo dos perros, muy monos, preciosos, pero que sueltan pelos como unos condenados. No soy de la opinión de que la casa tenga que estar como un palacio de exposición, de hecho eso es totalmente imposible teniendo dos niños, dos perros y no-asistenta-nadie-que-te-ayude. Soy consciente de eso. Pero también existen unas condiciones mínimas de salubridad. Y esas condiciones eran incompatibles con la cantidad de pelos desprendida por mis perros. O, más bien, con la pereza que me daba a mi sacar la aspiradora-trasto-con-cable a diario para recoger esos pelos.
Gracias al cielo la aspiradora-trasto-con-cable se rompió (no tuve nada que ver lo juro, jijiji) y la adquisición de la aspiradora sin cable se convirtió en mi salvación. Yo me decidí por este modelo (Rowenta air force) consultando en internet y comparando muchos modelos y, desde luego, más satisfecha no puedo estar.
La aspiradora descansa tranquilamente en un rincón del salón a la espera de ser usada, por lo que no da pereza pasarla a diario. No lleva bolsa (por lo que me ahorro los recambios) y la limpieza es muy sencilla. Tiene una potencia más que suficiente para aspirar bien y la batería tarda 50 minutos en gastarse, con lo que tienes tiempo de sobra para repasar toda la casa (a no ser que tengas un palacio, pero entonces tendrás asistenta ¿no?). Ah! y el pie con forma triangular es muy práctico para esquinas varias y acceder a los «rincones con encanto» de tu casa.

Y aquí lo voy a dejar por hoy que tampoco es plan de comer tanto el tarro en un sólo día, pero mañana más que todavía me quedan un par de compras que comentaros.
Continuara…
(Visited 617 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!