Bueno, me siento hoy aquí sin saber muy bien lo que quiero escribir: Es decir, sé sobre lo que quiero escribir pero no sé como, al contrario que normalmente, que llevo más o menos un guión en la cabeza (aunque luego salga todo lo contrario, pero el guión llevarlo lo llevo)
Bien, pues ya que lo único que sé es sobre lo que quiero escribir, empezaré por ahí.
Quiero escribir sobre la epidural, bueno, no exactamente sobre eso. Quiero escribir sobre poner o no poner la epidural y, sobretodo, sobre el respeto. Sí, definitivamente, eso es de lo que quiero hablar, de respeto.
Pedrito ha nacido ya (precioso, monísimo, un primor…pa comérselo vamos). Y su madre ha tenido que rogar para que le pongan la epidural. Vamos, no es que haya tenido que rogar, es que menos mal que le pilló el cambio de turno y entonces la matrona que le tocó por segunda vez accedió a su petición, que si no la pobre pare sin epidural.
Y no me entiendan mal, no digo que no se pueda parir sin epidural (a mi de hecho en mi próximo parto -si lo hay- me gustaría hacerlo) que se puede, lo que digo es que tan mal me parece que la pongan sin pedirla como que después de pedirla no te la quieran poner.
Me parece poco profesional. La mujer podrá tener sus propios pensamientos, y le podrá gustar la «corriente naturalista» a más no poder (corriente que a mi también me gusta, dicho sea de paso), y ella podrá parir sin epidural cuantas veces quiera, ella podrá abrirse en canal si quiere. Pero, en mi humilde opinión, ella no puede imponer sus pensamientos en una paciente, y si la paciente quiere la epidural, pues tendrá que ponérsela, digo yo. Creo que es cuestión de respeto ¿¿no??
¿Qué opinais vosotros?
(Visited 156 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!