Ayer fue el cumple de Erik, dos añitos. Dos añitos desde este momento mágico en el que culmina un embarazo. El instante en el que conoces a tu bebé.
Pero para llegar a eso hay que pasar por un parto, relato que me dispongo a contar ahora mismo 😀
Un 26 de abril del 2012 fuimos a comer a casa de la abuela, y a eso de las doce cuando llegamos yo noté que me había mojado un poco, así que me puse una compresa para comprobar si aquello seguía empapando o habían sido imaginaciones mías por las ganas que tienes ya de parir en los últimos días, que no son pocas, jeje.
El caso es que no me sirvió de mucho la cosa porque hoy en día hacen tan endiabladamente buenas las compresas, que cuando fui a comprobar no supe discernir si estaba mojada o no. Así que nada, supuse que no había roto aguas y a eso de las siete de la tarde volvimos a casa. Ya en casa fui al servicio cuando llegamos y, justo cuando me iba a subir los pantalones ya no hubo duda, aquello no paraba de salir. Pues sí, había roto aguas.
Pues nada, a prepararse para irse al hospital, una duchita reconfortante, pasar por casa de la abuela otra vez para dejar a Marco, coger la maletita con la ropa para el hospital y mi pelota para el dolor y a parir.
En este parto llevaba las cosas un poco más claras que con el primero, en el que siempre se peca de novata, claro está. Y ahí iba yo, con mi plan de parto bajo el brazo y dispuesta a tener un parto lo más natural posible. Está claro que las cosas no salen nunca como una quiere…
Llegué al hospital sin un dolor, así que estupendo. Me reconocen, no estoy de parto, sólo 2 cm de dilatación pero me tengo que quedar allí porque tengo la bolsa rota. Me ofrecen prostaglandina, a lo cual me niego, quiero ponerme de parto yo solita y que el niño salga cuando él quiera salir. Bien, pues me mandan a la habitación a esperar.
Poco a poco van llegando los dolores, cada vez más intensos. Y ahí está mi marido, hinchándole la pelota a la nena para que se entretenga un poco, jeje. Todo hubiera sido muy guay si esos dolores hubieran servido para algo, pero aquello no avanzaba y no dilaté NADA en toda la noche, así que por la mañana me dijeron que me tenían que bajar a dilatación para ponerme antibiótico para prevenir infecciones por llevar tanto tiempo la bolsa rota y oxitocina para dilatar un poco. Visto lo visto, tuve que tragarme mi plan de parto y, ya que me iban a poner oxitocina, pedí la epidural.
El chico que me la pusó era bastante más simpático y amable que la hija puta que me puso la de Marco, la parte mala es que no me la debió poner muy bien porque me hizo efecto una media horita que me calmó un poco, pero luego nada de nada.
Luego vino la oxitocina. 
Entre tanto trajeron a la cama de al lado a una pobre mujer extranjera, que parece que no soportaba muy bien el dolor (por los gritos que daba, más que nada) y le pidieron a Mauri que saliera de la habitación.
La oxitocina hizo bastante bien su trabajo y en cuestión de un par de horitas tuve que llamar para que alguien me reconociera porque aquello parecía que quería salir ya. No me hicieron mucho caso porque mi matrón se había ido a una cesárea urgente. Pero al final vino una muchacha y cuando me reconoció puso cara de sorpresa y dijo: «anda, pues sí, estás completa!» (Ayyyy si nos hicieran un poco más de caso a las madres de vez en cuando!!!). Pedí por favor que alguien llamara a mi marido porque no lo habían dejado entrar todavía. El pobre se llevó un susto cuando lo llamaron para entrar y me encontró llorando a lágrima viva! Le tranquilicé y le expliqué que todo iba muy bien pero que aquello dolía un cojón y medio, que les había dicho que lo llamaran porque nos íbamos a paritorio.
Y eso hicimos, fuimos a paritorio, un par de empujones, y asunto resuelto. El 27 de abril del 2012 vino al mundo mi chiquitín.
Para el próximo entonces me hago plan de parto o dejo que las cosas surjan???

(Visited 201 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!