50 sombras de Grey
Imagen sacada de internet

Hace ya unos días que quería actualizar el blog y no he tenido ocasión, y, si la he tenido, no la he aprovechado desde luego. El caso es que ha ocurrido algo muy importante en mi vida, he cumplido una de las metas que hoy en día parece tener que cumplir toda mujer que se precie.

Todo el mundo sabe que para estar completa en la vida toda persona tiene que tener un hijo, escribir un libro y plantar un árbol. Bien, pues si eres mujer además tendrás que leerte la trilogía de «50 sombras de Grey». Bueno, pues yo ya lo he hecho, y además el tercero me lo leí en la tablet, con lo cual maté dos pájaros de un tiro porque siempre había leido en papel y tenía que probarlo para poder comparar.

Con respecto a lo de leer el libro en un aparato…no sé, llamadme nostálgica pero yo sigo prefiriendo el papel. Está claro que tiene sus ventajas, y de hecho lo volveré a usar porque es la forma más sencilla (y barata) de comprarme libros en español viviendo en Suiza, pero desde luego convencerme no me convence.
50 sombras de Grey
Y con respecto a la lectura de la trilogía del momento, he de decir que libro tras libro he ido descubriendo como era una puta mierda patata cada vez más grande, y eso que ya me lo avisaron, pero yo cabezona de mi me he tenido que leer los tres para comprobarlo por mi misma!
El primero vale, entretenido, conociendo a los personajes, leyendo y leyendo a ver cuando viene todo el sexo ese que dicen que sale en el libro…bueno, pues se pasa rápido. Ahora bien, ya conoces a los personajes y te metes en la lectura del segundo. Empieza a ser cada vez más rollo pero tú sigues, total, si todo el mundo se lo lee será por algo (piensa la diosa que llevas dentro dando golpecitos con el zapato en el suelo). Total que al final sin darte cuenta (aunque con un poco de esfuerzo) pues resulta que te lo has acabado. Y ahora viene la pregunta del millón…¿¿me leo el tercero o que?? Y como ya estás en el lio, pues te lo lees. Aquí ya te has dado cuenta de cuántas veces pueden llegar a decir «Uau» en una misma página, de cuán tontos, aburridos y monótonos son los personajes y además estás hasta los santísimos cojones un poco harta de la diosa que lleva dentro (algo como para que la vea un psicólogo creo yo, pero yo no digo nada que luego todo se sabe!) pero ya que estás…pues tienes que acabártelo.
Para mi el colmo fue cuando Anastasia estaba bailando en una discoteca, llega un tío por detrás y empieza a meterle mano, ella se da la vuelta y le mete una ostia bien dada al pulpo de turno. Muy bien!!! pienso yo (mientras la diosa que llevo dentro se quita las gafas de media luna asombrada), por fin la tontaina esta ha sacado su carácter!! Y luego resulta, atentos, que le ha dado la ostia no porque le haya molestado a ella sino porque sabía que a Grey le iba a molestar, se iba a poner hecho una furia y les iba a arruinar la noche a todos. Lo flipo.
Bueno, pues así y todo me lo terminé así que ya sólo me queda plantar un árbol y escribir un libro.
Por si tú todavía no has cumplido con la meta, que lo dudo, aquí te dejo el enlace de la trilogía en amazon para que te la pilles, que por mí que no quede ¿eh? 😉

(Visited 141 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!