¿Te acuerdas de cuando te conté que mis monstruitos preferían quedarse en la guarde en vez de pasar una divertida tarde con mami? Si no te acuerdas puedes leer: Kita vs Mami.

Bueno, pues parece que mami ha ganado en diversión o la kita ha ganado en aburrimiento porque ahora tenemos el problema de que no quiere ver la guarde ni en pintura. Ni esa ni la otra a la que va mientras yo estoy en clase. Así que el marcador va:

Kita VS Mami == Kita 1-Mami 1

En navidad haciendo galletas, cuando todavía la Kita y él llevaban una bonita relación. Monstruitopequeño es el del rodillo. Y las galletas estaban bien ricas 😉

Lleva un par de semanas diciendo que no quiere ir y al final lo convencemos, pero esta última semana dice que no quiere y empieza a llorar como un descosío y no hay manera! Un par de veces no ha ido pero si lo he tenido que dejar porque yo tenía clase, en cinco minutos se le ha pasado el disgusto y luego encima cuando lo recojo y le pregunto si se lo ha pasado bien me suelta: no, bien no, me lo he pasado pipa! Es que lo matoooo!!

Esta claro que algo ha pasado por su cabecita pero no tengo ni pajolera idea de que puede ser. Tengo la certeza absoluta de que en ambas guardes lo tratan mejor que bien, de hecho siempre ha ido, como ya te conté, más que contento a la guarde. Y claro, estamos preocupados, porque adivinos no somos y él sólo alega que “no le gustan las guardes”.

Yo tengo mi teoría, y es que no quiere quedarse porque piensa que se va a perder millones y millones de diversión, creo que piensa que su hermano y yo, en cuanto lo dejamos en la guarde, nos vamos más rápido que el viento a un parque de atracciones a pasarlo pipa y a reír y reír sin parar. O algo de eso. Nada más lejos de la realidad, soy una madre muy aburrida, pero claro, mientras él no se de cuenta de eso la tenemos liada. Esta teoría la apoya el hecho científico de que los viernes que se queda con su hermano se queda tan contento. La seño de la guarde dice que otros niños han pasado por eso y puede ser una fase, y yo eso espero, pero que no le dure mucho porque a la guarde va a ir hasta agosto nada más, y pagarla hay que pagarla, aguanta un poco hijo!!!!

Lo que tengo claro es que no lo voy a llevar a rastras a la guarde, y lo digo porque también en esto se meten los opinólogos. Y es que el martes, cuando lo llevé a la guarde que tiene que ir sí o sí porque es cuando yo voy a clase, me encontré con una compañera por el camino y lo vio llorando, le expliqué que no quería ir a la guarde pero que era necesario para que yo pudiera ir a clase y su sentencia fue: claro, es que tienes que llevarlo porque como cedas una vez estás perdida”. No entré en discusión porque la clase iba a empezar y porque no me encuentro capacitada para llevar ese tipo de discusión auf Deutsch, pero sino me hubiera gustado explicarme.

Me hubiera gustado decirle a mi compañera que esto no es una lucha, que si mi hijo dice que no quiere ir es por algo, no por capricho.
Me hubiera gustado decirle a mi compañera que que yo no sepa lo que le pasa no quiere decir que no le pase nada.
Me hubiera gustado decirle a mi compañera que, a no ser que sea estrictamente necesario, como cuando tengo que ir a clase, no lo voy a llevar a rastras, porque a mi no me gustaría que me obligaran.
Y me hubiera gustado decirle a mi compañera que si mi hijo no quiere ir a la guarde, no va a ir a la guarde, y no por eso pienso que “esté perdida” porque repito, no es una lucha.

Ay!! ya me he quedado un poco más a gusto!! Pero digo yo, opinólogos míos de mi alma y de mi corazón, ¿tan difícil es tener la boquita cerrada cuando nadie os ha pedido opinión?

En fin, os deseo un muy buen finde a todos menos a los opinólogos 😉

(Visited 127 times, 1 visits today)