Desde el martes soy miembro del grupo de Facebook En casa ya no se grita.
¿Y eso qué es?
Pues eso es un grupo que han creado Ilda y Ana para que las mamás gritonas dejemos de serlo. Y es que parece fácil pero no lo es. Yo lo he intentado otras veces y no lo he conseguido, así que a ver si en un grupo, con ayuda de otras mamás gritonas, pues tengo un poco más de éxito.
¿Y por qué me he unido?
Me he unido porque estoy harta de ser una mamá gritona. Cuando vivía en España tenía una vecina que se pasaba el día gritando. Nerea se llamaba la hija, la pobre hija. Nerea parece que toooodo todo lo hacía mal, pero muy mal debía hacerlo teniendo en cuenta cómo su madre perdía los nervios. Yo la escuchaba desde mi patio anonadada. En serio. No me podía creer cómo alguien podía ponerse tan nervioso, si a su hija no se le escuchaba nunca!!!
La escuchaba primero como mujer-todavía-sin-hijos y más tarde como madre-de-dos-monstruitos. Y en ningún momento llegué a entender ni comprender su histerismo (bien es cierto que lo suyo era demasiaaado, más tirando a garrulilla que otra cosa)
Luego me mudé a Suiza y dejé de escucharla. Uf! Qué alivio!! Pero nunca me olvidé de ella. Siempre ha estado en mi cabeza como mi anti-referente.
Y monstruitopequeño empezó a andar…y yo empecé a gritar.
A ver, no es que me pase toooodo el día gritando, también cocino, salgo a pasear y esas cosas de gente normal. Pero lo que sí es cierto es que la situación poco a poco se me ha ido haciendo más difícil y mi umbral de paciencia ha ido bajando considerablemente.
En mi humilde opinión han influido muchos factores. Creo que se me juntó todo. Cambiaron muchas cosas de un plumazo.
– Nos mudamos a Suiza.
– Su padre empezó a trabajar. Hasta ese momento siempre habíamos estado los dos para todo. Si me había quedado sola con ellos había sido unas horitas nada más.
Monstruitomayor se hizo un poco más mayor y empezó a realizar que eso que había allí a su lado era un hermano pequeño, y empezaron las peleas entre hermanos.
– En España iban los dos a la guarde de 9 a 17. En Suiza los precios de la guarde son prohibitivos, así que pasaron a estar todo el día conmigo.
– En España hay familiares a los que, dado el caso, siempre le puedes dejar a tus monstruitos, ya sea una noche a dormir o sólo unas horitas para desahogarte un poco. En Suiza no.
Así que sí, se me juntó todo. Los que me conocen siempre han admirado de mí mi paciencia. Era difícil enfadarme o escuchar un grito de mi boca. Por eso me preocupa que haya bajado tanto mi umbral de grito. Por eso estoy en este grupo. Porque nunca es tarde para cambiar.
Seguro que esta vez lo consigo. Ya llevo 3 días sin gritar. Yujuuuuu!!!!!!

(Visited 343 times, 1 visits today)
TE REGALO UNA GUÍA COMPLETA PARA PRACTICAR BLW
Suscríbete y consigue gratis una completa guía para practicar BLW. Qué es, cómo practicarlo de forma segura y dudas más frecuentes.
Marketing por

You have Successfully Subscribed!